Piedra Negra recrea los vinos naranjos con un Viognier de Chacayes

La bodega de François Lurton lanza al mercado un naranjo orgánico que la crítica ya ubica entre los mejores de la Argentina. Elaborado con uvas provenientes de la IG Los Chacayes (Valle de Uco, Mendoza), de la cual la bodega es precursora y principal impulsora, este ejemplar se caracteriza por su frescura aromática y floral y por su volumen y redondez en boca.

Piedra Negra presenta un vino naranjo diferente de Los Chacayes.

Los naranjos vienen ganando espacio en las góndolas de la mano de un perfil de consumidor que busca productos disruptivos y nuevas categorías de vinos que aportan experiencias diferentes a lo conocido. Si bien llegaron al mercado argentino hace pocos años, los naranjos son vinos asociados a la vitivinicultura antigua y en el mundo gozan de gran reputación desde hace tiempo. En este contexto, Bodega Piedra Negra lanza al mercado su Arroyo Grande Viognier Naranjo 2022, un vino orgánico que trae al segmento de los naranjos una opción distinta, tanto por el modo de elaboración, que difiere del tradicional, como por la impronta particular que le otorgan al vino las uvas de la IG Los Chacayes, de la cual Piedra Negra es precursora y principal impulsora.

La bodega trabaja en la IG Los Chacayes con distintas variedades, elaborando vinos con mínima intervención que dejan traslucir la más auténtica expresión del terroir. Como todos sus ejemplares, este Naranjo Viognier es un fiel representante de su lugar de origen, con una identidad fuerte y una concentración y frescor único.

Bodega Piedra Negra suma así un nuevo integrante a su ya reconocida línea Arroyo Grande, compuesta también por Arroyo Grande Cabernet Franc y Arroyo Grande Malbec, ambos sin sulfitos agregados.

Experiencia en naranjos

Los naranjos son vinos elaborados con uvas blancas a las que se les da el tratamiento de las tintas . Esto implica que, en las etapas de fermentación y maduración, el jugo se mantiene en contacto con las pieles y las semillas, tal como en los vinos tintos. De este proceso se obtiene ese color que los caracteriza y su perfil tan particular. El resultado es un vino con la acidez y la frescura de un blanco pero con una estructura que se asemeja a la de los tintos.

La bodega de François Lurton viene incursionando en la creación de naranjos desde hace ya unos cinco años, pero hasta ahora los utilizaba en pequeñas proporciones para sus blends, tal el caso del Gran Lurton 2014, elaborado con dos barricas de Viognier fermentado con las pieles. Así, Arroyo Grande Viognier Naranjo 2022 es una novedad que, a la vez, continúa el camino elegido por Piedra Negra en su búsqueda por crear vinos expresivos y de baja intervención .

“La idea de fermentar a los blancos con la piel se vincula con nuestro objetivo de usar cada vez menos insumos en la enología, buscando utilizar como herramienta la misma materia que da o trae la uva: en el caso de este naranjo, la levadura que usamos para fermentar las trae la uva desde el campo. Al fermentar con las pieles las levaduras tienen más soporte y nutrientes que facilitan el proceso fermentativo y vuelve innecesario el agregado de nutrientes externos. Al final los taninos extraídos durante la maceración y las lías provenientes de las levaduras tienen propiedades protectoras sobre el vino que nos permiten limitar al mínimo el uso de sulfuroso. Una dosis mínima (30mg/L) antes de fraccionar el vino. Por todo ello, este vino naranjo es una continuación de lo que venimos haciendo desde el principio: elaborar vinos orgánicos con la menor intervención posible”, detalla Thibault Lepoutre, director para América Latina y enólogo de Bodega Piedra Negra.

“Skin contact” y frescura aromática

El método de elaboración que utiliza la bodega para su naranjo es bastante particular. Habitualmente, tras la maceración y fermentación alcohólica, se separan las partes sólidas para someter al vino a una crianza oxidativa durante la cual se obtiene el color característico. Piedra Negra, en cambio, eligió vinificar en contacto con la piel para que el vino lograra una carga tánica de polifenoles que lo hiciera más resistente a la oxidación, lo que colaborara con la conservación de los aromas.

“El concepto de naranjo se asocia mucho a vinos oxidativos. El que elaboramos nosotros es un vino skin contact, que no es oxidativo pero sí está en contacto con las pieles. Al estar vinificado en contacto con la piel, el vino puede absorber más oxígeno sin que su compuesto aromático siga evolucionando y, por ende, siempre resulta muy elegante e interesante. En este caso hicimos un contacto con la piel prolongado de seis meses con las pieles en pileta de hormigón cerrada, sin aire, ya que no lo queríamos oxidativo. Luego de los seis meses, lo prensamos y lo bajamos seis meses más en barricas viejas de segundo o tercer uso, sólo para redondear todos esos taninos que habían sido extraídos durante la fase de maceración. El resultado es un vino con una expresión terpénica floral bien marcada, una textura tánica interesante y un cierto volumen y redondez en boca dados por el añejamiento en barrica con la madera vieja y las borras”, señala Lepoutre.

El porqué de la Viognier

Los terpenos son compuestos aromáticos producidos por la vid que llegan al vino casi sin transformación. Así, una uva terpénica se caracteriza por ser muy aromática. Dentro de este grupo se destacan la Torrontés, la Moscatel y la Viognier. Esta última, justamente, fue la elegida por Piedra Negra para la elaboración de su nuevo naranjo. “Elegimos la Viognier porque es una uva terpénica con aromas florales muy marcados”, declara el enólogo francés y agrega que “la experiencia que hemos tenido nos ha demostrado que esta familia de uvas tiene esos aromas en la pulpa pero también en la piel, por lo que resultan ideales para los vinos naranjos y skin contact, ya que al fermentar con la piel hay una extracción de polifenoles que son protectores contra la oxidación y hacen que los aromas de la uva perduren por más tiempo frescos, vibrantes y claros, sin ponerse pesados ​​y vulgares con el tiempo, como suele suceder con las variedades terpénicas y florales. Al estar vinificado en contacto con la piel, el vino puede absorber más oxígeno sin que su compuesto aromático siga evolucionando, por lo que envejece bien”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *